Como diría Alicia Villarreal “tropecé de nuevo y con la misma piedra”.

por eliudcardenaz

El partido se comenzó a jugar desde el momento en que el sol deslumbro el día, con revendedores queriendo vender boletos a precios estúpidamente altos que en lugar de mostrar su “astucia”, mostraban mas su anunciada necesidad económica hasta la mini-novela de la conversación entre el “Samba” Rosas jugador del Correcaminos con un amigo, mencionando una final arreglada conversación que después fue desmentida por el jugador vía Twitter.

Aun así entre reventa, controversia, que si esta vendida, que si no, que si a chuchita la bolsearon, que donde quedo la cadenita de Carmen, que pinche “liguillero” nunca vienes, “si vengo”, etc. El estadio Marte R. Gomez se vio pintado de naranja desde la primera grada hasta la ultima para apoyar al equipo local, el jugador numero 12 lleno de ilusión comenzó a hacer su partido desde que se encontraba en el lugar, rendida a sus jugadores que se encontraban haciendo movimientos de calentamiento y reprochando todo acto que realizara el equipo visita. 

Correcaminos salio al campo con: Pinto, Berber, Miranda, Sanchez, Ibarra, Ayala, Rosas, Borelli, Alvarado, Saucedo y Nurse como protagonistas y el equipo de Estudiantes Tecos mando a: Velázquez, Maya, Argüelles, Ramí­rez, Aguayo, Sánchez, Ocampo, Cuevas, Rangel, Acosta y Campos.

El partido inicio con un Correcaminos volcados al ataque desde el minuto 1 el equipo local se mostraba con ganas de tomar la ventaja, no fue hasta el minuto 5 donde Roberto Nurse tuvo la oportunidad mas peligrosa del primer lapso, quitándose de encima al arquero rival pero mandando su disparo apenas  por un lado del arco, el atacante naranja no andaba fino.

Así transcurría la primera mitad con un dominio naranja y con el equipo de Tecos que solo veía la contra como método de salida, con la afición apoyando en todo momento, y presionando al rival, hasta el grado que logro que el arquero rival se enganchara con los insultos de la afición naranja.

Fue hasta el minuto 38 que cayo el gol por parte del Correcaminos en una jugada que no se observaba con mucho futuro, un rebote que se encuentra el tan hablado “Samba” Rosas en las inmediaciones del área y que remata de primera intención haciendo que su disparo batiera a Velàzques, los locales se ponían 1 – 0, transcurrían los últimos minutos de la primera mitad con un juego desarrollándose en la mitad del campo hasta que finalizaba el primer lapso. Pintaba bien la noche para los naranjas.

¿Vale la pena mencionar el “show” de medio tiempo?

La segunda mitad iniciaba con un cambio por parte del equipo de Guadalajara, que el sonido local no anunciaba o no escuche, salia Arguelles e ingresaba Bueno. desde el primero momento el equipo de Tecos se hizo dueño del esférico, se cambiaban los papeles, Tecos a atacar y Correcaminos a defender, no entiendo porque la necedad del Técnico local en meter el equipo atrás siempre que se tiene la ventaja, lo hizo en el partido de ida con Alebrijes y le clavaron 2, pero bueno…mostrando el planteamiento de aguantar el resultado y atacar en contragolpe no le resulto, cae el empate por parte de Tecos, Rangel saca un disparo que Miguel Pinto en primera instancia parece rechazar pero el balón cruza el arco. 1 – 1.

“Ya valio madre”, “Les dije, esta vendido”, “Pinche corre”, se escuchaba, pero aun así fue mas grande el numero de aficionados que en lugar de acribillar al equipo decidió apoyarlo.

El empata obligaba a Arellano cambiar el planteamiento, ahora si, todos a atacar, el equipo local buscaba y buscaba pero no encontraba, le habían dado tanto el balón a la visita que ahora no se quería deshacer de el, los Tecos se mostraban mas peligrosos que el local, que tuvo una que otra opción pero nada que hiciera preocupar el arco rival, concluía la segunda mitad, se venia el primer tiempo extra.

Correcaminos ya habia realizado sus 3 cambios sacando a Borelli, Alvarado e Ibarra y haciendo ingresar Lopez, Pacheco y Mondragon, aun así el equipo jugaba con 10 ya que Nicolas Saucedo pareciera que no había regresado del descanso previo que tuvo el equipo cuando esperaba su rival en semifinales a algunos no les gustara pero “Nico” se borro completamente en las rondas finales.

El primer tiempo extra transcurría con el equipo local como inicio atacando en busca del gol que les diera la victoria, no fue hasta el minuto 15 la acción que pudo cambiar el encuentro, un centro por derecha que va para Pacheco pero el balón se iba a las manos del arquero, finalizaba la primera mitad.

La segunda mitad no pintaba nada claro, de lo mas relevante Tecos acababa sus cambios y apestaba a penales, daba gracias a Dios que no se encontrara en la cancha Olivera, pero no sabia lo que se venia, terminaba la segunda mitad, el campeonato se define en penales.

Antes de iniciar la tanda de penales ya pensaba en el nombre que le daría a la columna “La copa se PINTA de naranja” dada la gran confianza que el arquero Miguel Pinto ah brindado bajo los tres palos.

Correcaminos abria la tanda, Nurse mandaba su disparo a un costado del arquero. 1 – 0, Partida por parte de Tecos la mandaba adentro 1 – 1, era el turno de Saucedo (si, estaba jugando aunque no lo crean) anotaba 2 – 1, seguía la ilusión naranja, para Tecos cobra Maya, adentro 2 – 2, se veía pareja la serie, era el turno para el Correcaminos, Lopez Mondragon en turno, cobra y falla, mandaba su disparo por un lado del arco, seguía 2 – 2 hasta que Guarch marcaba el 3 – 2, la ilusión local se diluía, Rosas por parte de los locales ponía el 3 – 3 momentáneo, pero Cuevas marcaba su oportunidad la visita se ponía 4 – 3, era el turno para el Corre, Sanchez tenia en sus botas la oportunidad de mantener con vida la serie pero su disparo fue atajado por el arquero de los Tecos, se esfumaba toda ilusión.

¡Tecos campeón de la Liga de Ascenso que se medirá con Leones Negros en busca de un lugar en la Primera Division!.

Se enmudeció el jugador numero 12 hasta que se rompió el silencio con un “¡vendidos, vendidos, vendidos!”, el equipo naranja se quedo en el camino, otra vez, la frustracion inundaba a todo aficionado, fuera de hueso colorado o de ocacion, se podían observar lagrimas en uno que otro niño y en los adultos se escuchaba repetidamente un “ya que, siempre es lo mismo”, la afición jugo todo el partido a la misma intensidad pero no fue suficiente. Los locales se tendrían que conformar con el sub-campeonato, termina el torneo para el Correcaminos.

Y sigo sin creer la que fallo Nurse en el juego de ida.

Imagen

Anuncios